Elliott erwitt, una leyenda viva de la fotografía

Con un toque de humor y un buen ojo para la integridad personal, las fotografías en blanco y negro de Elliott Erwitt revelan las emociones humanas más básicas y sinceras. Él desarrolló su visión durante el auge de la posguerra del fotoperiodismo documental, y ha capturado muchas de las ironías más conmovedoras de la vida utilizando una lengua vernácula humorística. Nacido en París y se criado en California y Nueva York, hijo de padres judios inmigrantes rusos. Erwitt ha sido miembro de la prestigiosa agencia Magnum desde 1953. Él inició su carrera en el periodismo fotográfico, la moda y la publicidad impresa,y su trabajo ha sido publicado en numerosas monografías. Sus fotografías se recogen y se exhiben en museos de todo el mundo, incluyendo el Museo de Arte Moderno de Nueva York, el Smithsonian Institution, Washington DC, el Instituto de Arte de Chicago y el Kunsthaus, Zurich. En 2011, Erwitt fue homenajeado con una gran retrospectiva en el Instituto de Fotografía Contemporánea de Nueva York y galardonado con el premio Infinity ICP por toda su carrera.

A continuación podeis ver una pequeña muestra de su obra, algunas imagenes son icónos de la fotografía actual que reconocereis rápidamente.